Cuchillo jamonero, el arte de cortar jamón

cuchillo jamonero

Características principales del cuchillo jamonero.

El cuchillo jamonero es un cuchillo especial, mide desde 37 a 40 centímetros de largo y se usa exclusivamente para cortar lonchas de jamón, como característica principal a parte de su largura también nos encontramos con que es un cuchillo muy flexible, esto es así por que es necesaria dicha maleabilidad para llevar a cabo un buen corte de jamón con la precisión necesaria, para apreciar el sabor de un jamón este tiene que ser cortado a mano con un buen cuchillo jamonero y no a maquina como esta de moda últimamente.

El cuchillo jamonero pierde el filo muy rápidamente y esto es debido a su material de construcción, pero gracias a ello también hace que la vida del cuchillo sea mucho más larga.

¿Sabias que recientemente existe una tendencia en la fabricación de algunos cuchillos jamoneros de imitar filo alveolado que usan los cuchillos escandinavos para el corte del salmón?

Cómo afilar un cuchillo jamonero

Cada vez que usamos un cuchillo jamonero para cortar jamón, este debería ser afilado ya que este tipo de cuchillo tiende a perder el filo con facilidad, lo normal es utilizar una chaira, ¿Que es una chaira? Es una lima metalica que elimina irregularidades en el metal, también se puede utilizar una piedra para afilar de las de toda la vida.

A continuación posamos la parte mas ancha del cuchillo jamonero en la parte superior de la chaira con una inclinación de 20º y lo deslizamos hasta la parte de abajo procurando que la la lima pase por todo el filo del cuchillo jamonero, y así repetimos hasta que consigamos un filo perfecto.

Corte del jamón

Material necesario para realizar el corte:

  • Afilador
  • Jamonero o cuchillo jamonero
  • portajamones
  • trapo de cocina
  • cuchillos pequeños y afilados
  • pinzas
cortar jamón

¿Como colocar el jamón?

Algo determinante a la hora de colocar un jamón en el portajamones es que tiene que ser colocado a una determinada altura y posición, para que podamos ejecutar un corte fácilmente sin vernos obligados a forzar posturas raras o movimientos antinaturales cuando estemos cortando con el cuchillo jamonero.

Cuando tenemos pensado realizar una rápida consumición de este ( no más de dos días) lo aconsejable es empezar a cortarlo por la zona principal “maza” y se consigue posicionando el jamón de manera que la pezuña quede hacia arriba.

Si por otra parte tenemos pensado consumirlo a largo plazo lo mas viable es empezar el corte por la “contramaza” posicionando la pieza de manera que la pezuña quede hacia abajo.

¿Como pelar el jamón?

Ahora nos encontramos en el segundo paso del proceso, antes de empezar a realizar el corte procedemos  a pelarlo, pero para esto no usaremos el cuchillo jamonero, si no algún cuchillo pequeño y muy bien afilado (abstenerse de usar cuchillos cerámicos ya que estos pueden quebrar o partir), una vez tenemos el cuchillo para cortar adecuado, empezamos a retirar la piel y la grasa exterior que se encuentra por la superficie hasta que encontramos la carne interior. Comentar que el jamón en su capa exterior se encuentra una gran cantidad de mohos que se generan durante el proceso de curación, de ahí a la importancia de retirarlo todo bien. y como en el punto anterior, si tenemos pensado consumir la pieza en poco tiempo, podemos pelar el jamon completamente sin ningún problema.

¿Como cortar el jamón en lonchas?

Para ejecutar un corte en finas lonchas utilizando el cuchillo jamonero procedemos, teniendo en cuenta que debemos de abarcar el ancho de la pieza, pero las porciones no han de ser mas largas de unos 7 centímetros, mientras seguimos realizando el corte debemos de ir retirando la piel y grasa de los bordes.

Debemos de cortar usando el cuchillo jamonero en dirección contraria a donde se encuentra la pezuña, tratando siempre de dejar una superficie lo mas plana posible, también decir que los cortes tienen que ser paralelos.

Usos del hueso de jamón

Una vez terminado y ya solo quedando los huesos, estos pueden ser utilizados como un excelente ingrediente a la hora de dar sabor a caldos y cocidos, para esto debemos serrar el hueso en trozos no muy grandes, unos 6 centímetros y pueden ser congelados sin ningún problema para su conservación.